El Síndrome de la rana hervida

En consulta muchas veces utilizamos la metáfora del “síndrome de la rana hervida” para explicar el motivo oculto detrás de los abusos que aguantamos por parte de algunas personas.

Se supone que una rana no permanecería en un recipiente con el agua tan caliente que la pusiera en peligro, pero si ponemos el agua a una temperatura que le resulte agradable y la calentamos poco a poco terminará por morir hervida.

Dudo si esta metáfora se ajusta o no a la realidad, pero no tengo ninguna intención de dañar a una rana para resolver el enigma.

De lo que si estoy seguro, es de que a las personas nos ocurre, que cuando nuestro ambiente se deteriora muy despacio tendemos a aguantar situaciones que no hubiéramos aceptado a priori.

¿cuantas veces las exigencias en tu trabajo han ido aumentando hasta que sin darte cuenta te has encontrado en una empresa que no reconocías?

¿cuantas veces se ha ido deteriorando tu relación de pareja tan despacio que no sabes cómo has llegado a esta situación?

Para que esto no nos ocurra es INDISPENSABLE reflexionar sobre unos límites claros en cada uno de los ámbitos de nuestra vida (trabajo, pareja, familia y amigos).

Una vez sabes que estas dispuesto a aceptar y que no, podrás compartirlo con las personas que te rodean y comprometerte con ellos.

 

 

 

Anuncios